Lazo rosa

Un señor de alrededor de 50 años entró discretamente a un café y se sentó a una mesa desocupada.
Antes de hacer su pedido, se percató de un grupo de hombres más jóvenes sentados en una mesa cercana. Se estaban riendo.

Y le resultó obvio que se estaban riendo y burlando de él. No tardó demasiado en recordar que llevaba puesto un pequeño lazo rosado colocado sobre la solapa de su chaqueta y que éste era el motivo de las risas. Al principio los ignoró, pero las risas comenzaban a irritarlo.
Miró a uno de ellos, señaló su lazo y le pregunto:
”¿Esto te causa gracia?”

Con eso, los hombres se miraron entre si, desconcertados.
Aún tratando de contener la risa, uno de ellos le contesto:
– “No lo tomes a mal, sólo comentábamos lo lindo que te queda el moño rosado con ese saco azul”.

Con un gesto amistoso, el señor invitó al bromista a sentarse a su mesa. Incómodo como estaba, el joven aceptó, sin saber bien para qué.
Con voz muy calmada, el señor le explicó:
– “Llevo puesto este lazo rosado para alertar a todos sobre el cáncer de mamas.
Lo llevo puesto en honor a mi madre.”
– “Señor, perdone usted. ¿Su madre murió de cáncer de mamas?”
– “No, no está muerta. Felizmente está viva y muy bien de salud. Pero fueron sus senos los que me alimentaron cuando era un bebé. Y en sus senos fue donde descansé mi cabeza cuando estaba atemorizado o triste cuando era un niño pequeño. Estoy muy agradecido por los senos de mi madre por la salud de la que goza hoy.”

– “Hummm”, contestó el joven, “¡claro!”
– “También llevo puesto este lazo rosado en honor a mi esposa”, siguió el señor.
– “¿Ella también está bien?”, preguntó el muchacho.
– “Oh, sí. Ella está perfecta. Y con sus senos alimentó y nutrió a nuestra hermosa hija hace 23 años. Estoy muy agradecido por los senos de mi esposa y por su salud.”
– “Entiendo. Así que supongo que también lo llevas puesto en honor a tu hija.”
– “No, ya no puedo llevarlo puesto en honor a mi hija, para eso es tarde. Ella falleció de cáncer de mamas hace un mes. Ella creyó que era demasiado joven para tener cáncer de mamas. Así que, cuando casualmente se notó un bulto, lo ignoró. Ella pensó que como no le causaba dolor, no había nada de qué preocuparse.”

Ahora abatido y avergonzado, el joven le dijo,
– “Oh señor, cuánto lo siento…”
– “Por eso, en memoria de mi hija, también llevo puesto este pequeño lazo rosado, porque me permite otorgarle a otros una oportunidad que yo ya no tengo. Así que ahora, anda y conversa esto con tu esposa y tu hija, tu madre y tu hermana, así como también con tus amigos.”

– “Y toma…” El señor metió su mano en el bolsillo y sacó otro pequeño lazo rosado y se lo entregó al hombre joven.
El muchacho miró el lazo que le fue entregado y levantando su cabeza le pregunto al señor:
– “¿Me ayuda a ponérmelo……..?”

 

Luchar contra la fibromialgia

La fibromialgia, es una enfermedad para la cual no hay cura. Yo no soy médico, pero intentaré explicar, con mis propias palabras, en qué consiste esta dolencia: el cerebro da señal de dolor, aunque no exista ninguna razón. Así, por ejemplo, de repente te duele muchísimo el brazo, o apenas puedes mover las piernas, pero realmente no hay una causa que se pueda tratar. Muchas veces, quienes padecen esta dolencia sufren brotes que les impiden, incluso, levantarse de la cama, lo que es terrible. Cuando las personas empiezan a sufrir esta enfermedad, se hunden totalmente. Sobre todo si son activas y no pueden asimilar que su vida tendrá que cambiar totalmente y para siempre.

Los médicos harán todos los tratamientos que puedan, pero el problema añadido es la cabeza. La persona que conozco con esta dolencia, que siempre ha sido muy positiva, estaba triste todo el día. No podía dejar de pensar en lo que iba a dejar de hacer. Todo el mundo le decía que se animara, que no era para tanto, pero aquello le deprimía aún más.

Entre que la enfermedad es poco conocida y que supone unos cambios de vida muy estrictos, no sabía qué hacer. Yo la iba a ver muy a menudo, por si necesitaba que le echara una mano o, simplemente, quería hablar. Pero ella no tenía ganas de darles vueltas, me decía que sentía que nadie que no hubiera pasado por lo mismo podía ayudarla. Y eso me hizo pensar.

Busqué una asociación de enfermas de fibromialgia y fatiga crónica (que son dos dolencias que van muy unidas) y me pasé a hacerle una visita. Les conté el caso de mi amiga, y me dijeron que organizaban reuniones una vez a la semana, instándome a que la invitase. Al principio, ella no estaba muy convencida de querer ir, porque siempre ha sido muy escéptica con los psicólogos y pensaba que quizás era una trampa para que hiciera terapia. Afortunadamente, terminamos convenciéndola y valió la pena. Allí ha encontrado un grupo de personas que la comprenden y que la pueden aconsejar en situaciones que ella esté pasando y que ya conocen.

El cambio que ha dado ha sido radical, al menos a nivel psicológico. Está más animada, se siente más comprendida y, como es tan activa, ya se ha puesto manos a la obra para echar una mano en la asociación.

En España existen un sinfín de asociaciones para esta enfermedad y creo que son imprescindibles. La medicina no puede hacer nada por estas mujeres (la mayoría de los casos son femeninos), pero tienen un lugar para compartir lo que les ocurre.

Yo aconsejaría que cualquier lectora/or tienen un allegado o amiga padeciendo fibromialgia, no se lo piensen dos veces y lo lleve a cualquier asociación más cercana. CReo que en estos casos es básico.

Trastorno de la personalidad

Este testimonio que voy compartir está basado en la experiencia familiar de unos conocidos. En él expongo cómo, a veces, nos resistimos a reconocer y aceptar situaciones, pese a sufrirlas en primera persona. En este caso, esta familia, vivieron un problema importante con su hijo,  que necesitaba tratamiento psíquico y psicológico. Sufría un trastorno de la personalidad, cuyos síntomas mostraban una gran inestibilidad emocional en su conducta. Pese a haber superado esta crisis, él sigue bajo supervisión médica, ya que este desequilibrio provoca que se pase fácilmente de la euforia a la depresión.

Como ya he comentado, para esta familia fue difícil admitir esta situación. Siempre lo exculpaban, explicando de tener un carácter difícil, y que luego se le pasaría porque era un niño cariñoso. Sin embargo, la inestibilidad del chico se fue agravando cada vez más, haciéndose visible su falta de control sobre las situaciones.

Una noche en la que cenábamos en su casa, el chico se  salió de madre y, sin mostrar ni un ápice de respeto hacia sus padres ni hacia los demás, les insultó públicamente, revelando un verdadero y descarnado desprecio hacia sus padres. Los tachó de ruines y controladores, profiriéndoles todo tipo de insultos. Todo ocurrió porque su madre -tras darle dinero que le pidió-, le preguntó dónde iba y a qué hora iba a regresar. A pesar de la tensión que generó el enfretamiento, su madre lo volvió a excusar ante nosotros.

Un poco más tarde, cuando los ánimos estaban más calmados, su madre nos comentó el problema que una amiga suya tenía con su hija -similar a lo que ella vivía con su hijo-. En ese momento, no pude callarme y, con todo mi cariño, le dije: Tú también tienes un grave problema con tu hijo que debes afrontar.

Mis palabras la derrumbaron y se puso a llorar; tanto ella como su padre se sentían desbordados por la situación. Ellos nos contaron que vivían con miedo y  en una continua intimidación. Una crítica y grave situación que, en cierto modo, esa noche llegó a su fin. Sintiéndose respaldados por nosotros, decidieron buscar un psicólogo que pudiera tratar  el problema de su hijo. Su problema se trató psicológicamente y psiquiátricamente con una medicación que equilibraba sus emociones. A tres años vista de esa noche, la circunstancia familiar ha cambiado. El chico ha comenzado a asumir responsabilidades en su vida y está obteniendo buenísimos resultados en aquello que se propone.

 

 

Agilidad mental

Nada mejor que marcarse retos para despertar una mente dormida. Libera la rutina y empieza a hacer cosas nuevas. La mente es como un músculo, si no lo ejercitas, se atrofia. Todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro.

Una mente sana no sólo nos facilita la adquisición de conocimientos, sino también una mayor capacidad para conseguir nuestros objetivos y, en definitiva, disfrutar más de la vida. Así como el hierro se oxida  por falta de uso, también la inactividad destruye el intelecto.

Hasta hace poco tiempo, se creía que el cerebro no podía crecer, pero las últimas investigaciones han demostrado todo lo contrario. Sea cual sea nuestra edad, siempre estamos a tiempo de aumentar nuestra inteligencia. Las neuronas tienen una capacidad asombrosa para regenerarse.

Ni te imaginas la influencia que tiene la forma de tomarse la vida a la hora de funcionar mentalmente. Un estado de ánimo positivo ayuda a ver más claramente las cosas y a entenderlas mejor. Si nuestra mente se ve dominada por el enojo, desperdiciamos la mejor parte del cerebro humano, la sabiduría, la capacidad de discernir y decidir lo que está bien o mal.

El estrés, es el enemigo de la mente. Si bien, en un principio, nos ayuda a estar alerta, si la situación de estrés es continuada , acaba por fundir nuestras hormonas. Para evitarlo, dedica unos minutos al día a relajarte y tratar de no sobrecargar tu mente con pensamientos obsesivos.

 

Cuando duele vivir

Deseo compartir con todos este testimonio que tiene como protagonista a una amiga: hace tres años le confirmaron que padece fibromialgia. Aunque en su caso ya lleva varios años.

Como el diagnóstico de esta enfermedad sigue siendo controvertido, pues aún no existe ninguna prueba específica para detectarla -ni laboratoria ni radiológica-, quienes la padecen pueden pasar por fases de enorme desaliento. Sobre todo, cuando, como en el caso de Raquel, sufren la incomprensión de su pareja. Su marido pensaba que lo suyo era cuento. No podía creer que no obtuviera ninguna mejoría estando siempre de médicos, pero es que, al ser los síntomas de la fibromialgia tan variados, no es fácil diagnosticarla.

El cansancio crónico que padecía le impedía muchos días ir a trabajar. En invierno, el frío severo, aumentaba sus dolores y, en verano, sufría de agotamiento, debido al excesivo calor. Por lo que pasaba la mayor parte del tiempo debatiéndose entre unos y otros síntomas. Estas limitaciones provocaron que, finalmente, su pareja resolviera hacer su vida sin contar con ella. Una reacción que la sometió a un gran estrés al poner en peligro su estabilidad matrimonial. Debido a ello decidió sacar fuerzas de flaqueza. Sin embargo, esta decisión aún agravó más su estado de salud. Sus dolores se hicieron más persistentes y su fatiga, extrema. Asi mismo, empezó a padecer insomnio, incapacidad para concentrarse, memorizar y hasta pensar con claridad. Todas estas circunstancias unidas a su continuas ausencias, provocaron que la despidieran del trabajo. Y lo peor fue que todo ello ocurrió ante la total incompresión de su marido, quien, además, poco antes de que le diagnosticaran la enfermedad, aceptó un trabajo temporal.

Pero la casualidad quiso que se encontrara con una amiga en común, a la que hacía mucho que no la veía. Ésta conocía bien la fibromialgia porque la padecía su madre. Ella le recomendó que visitara a un médico quien, finalmente, le dijo que padecía fibromialgia. Tener un diagnóstico le supuso un gran alivio, y no sólo porque le recetaron el tratamiento adecuado para controlar los síntomas de esta enfermedad crónica, sino porque, finalmente, pudo demostrarle a su marido que no era ningún cuento.

Hoy su sufrimiento ha disminuido, tanto físicamente como moralmente, debido al hecho de que se ha ganado el respeto y la comprensión de su marido, quien, todo hay que decirlo, se desvive por ella. Pese a todo su calidad de vida ha mejorado.

 

Existen numerosas especies diferentes de mosquitos, los cuales puede portar algunas de las enfermedades infecciosas más comunes y significativas, incluyendo la fiebre del oeste del Nilo, la malaria, la fiebre amarilla, la encefalitis viral y la fiebre del dengue.

Anofheles, es el nombre del mosquito culpable de millones de casos de malaria cada año en todo el mundo. Se contagia con el parásito de la malaria cuando extrae sangre de personas enfermas y transporta los diminutos parásitos unicelulares, los plasmodios, que inyecta en el torrente sanguíneo de otra víctima en el momento que clava su aguijón. Los científicos están de acuerdo en que urge tomar medidas para luchar contra la enfermedad y su transmisión.

Anopheles es un género de mosquito de la familia Culicidae que habita en prácticamente todo el mundo incluyendo Europa, África, Asia, América y Oceanía, con especial intensidad en las zonas templadas, tropicales y subtropicales, son dípteros con larga probóscide (aparato bucal en forma de trompa o pico) y palpos tan largos como ella. Sus larvas viven en las aguas estancadas o de escasa corriente.. Es capaz de amenazar la salud de la mitad de la población mundial, esparciendo 500 millones de nuevos casos de paludismo o malaria cada año en 106 países y robando la vida a más de un millón de personas. Los niños son la víctima más propiciatoria: cada treinta segundos fallece uno por su causa.

No sólo hay que pensar con qué curar, sino hacerlo deprisa. Un niño al que Anofeles haya picado puede entrar en coma irreversible en menos de 24 horas.

Acoso en Internet

Ciber-acoso: En las nuevas tecnologías. No es una experiencia cara a cara y concede al acosador cierta “invisibilidad”. Para acosar a un individuo o grupo de personas mediante ataques personales o cualquier otro medio con el fin de hostigar, perseguir, molestar, infligir un trato degradante, menoscabar gravemente su integridad moral, o simplemente mediante actos hostiles o humillantes que, sin llegar a constituir trato degradante, supongan grave acoso contra la víctima.
Los ciberacosadores combinan habilidades propias del acosador con técnicas propias de ciberdelincuentes (utilizan varios métodos de obtención de información en la red, aprovechando no solo las propias vulnerabilidades de los sistemas informaticos en el caso de tener conocimientos técnicos, también utilizan técnicas de ingeniería social para obtener datos personales y privados, así como contraseñas y accesos de sus víctimas, con el fin de conseguir sus propósitos).

  • El acoso psicológico:[trato vejatorio y descalificador hacia una persona, con el fin de desestabilizarla psíquicamente]
  • El acecho o stalking:  [Acoso físico, y que les lleva a espiar a su víctima, seguirla por la calle, llamarla por teléfono, mandarle cartas, mensajes sms, regalos, escribiendo su nombre en muros de zonas muy visibles o incluso amenazarla y cometer actos violentos contra ella]
  •  El acoso escolar (Ciberbullying)
  •     El acoso laboral o familiar [mobbing -asediar, acosar, acorralar en grupo]
  •     El acoso sexual (Sextorsión): [Genéricamente la manifestación de una serie de conductas compulsivas de solicitudes de favores sexuales con distintas formas de manifestación dirigidas a un(a) receptor(a) sin tener su consentimiento. Se puede aplicar a ambos sexos o personas del mismo sexo; pero predomina comúnmente en los hombres que se mueven en ambientes de relaciones laborales, académicos, estudiantiles, que incluyen hasta el hogar]
  •     El acoso inmobiliario: [Consiste en provocar molestias a los vecinos a fin de que abandonen su vivienda habitual.El arrendatario o propietario de la vivienda había tenido intención de dejarla o de venderla]

Las víctimas de ‘Ciberacoso’, al igual que las víctimas de acoso no virtual, sufren problemas de estrés, humillación, ansiedad, depresión, ira, impotencia, fatiga, enfermedad física, pérdida de confianza en sí mismo, pudiendo derivar al suicidio.
Ciberbullying: Acoso escolar a través de Internet, y tanto víctima como acosador son menores.
Ciberbaiting: Los hostigamientos en los que el acosador sigue siendo el estudiante pero en este caso las víctimas son los propios educadores, el adulto (profesor). En este caso los objetivos de las campañas de agresión, humillación y burla lanzadas por parte de los alumnos, pero ahora no se utiliza la tiza en una pared o encerado, en esta ocasión el canal para lanzar estas campañas de humillación e insulto son las nuevas tecnologías, Internet.
Con esta práctica los “acosadores” intentan sacar de quicio a sus profesores hasta conseguir que estallen o se derrumben. El objetivo es grabar la escena con sus teléfonos móviles para posteriormente colgar el montaje en Internet a través de las redes sociales, logrando de este modo humillar tanto al profesor como al centro escolar. En definitiva, juegan con su paciencia, su resistencia y su sensibilidad para utilizar sus reacciones en sus campañas de ciberhumillación.
El ciberacoso a los docentes suele estar relacionado con atentados a su honor, injurias, insultos, amenazas, e incluso agresionestodo ello tipificado en el código penal y por consiguiente con responsabilidad penal.
A diferencia de otras actividades delictivas, en las que el ciberdelincuente juega tanto con el falso anonimato de la red como con la lejanía entre autor/víctima, en este tipo de prácticas SIEMPRE se realizan dentro del ámbito escolar de algún u otro modo, por lo que los responsables pueden ser identificado sin necesitar para ello complicadas investigaciones policiales. Los acosadores, aún siendo menores, sufren las consecuencias penales de sus actos. ((Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores)).
Sexting: No es una actividad delictiva en sí por el mero hecho de enviar a otras personas imágenes “comprometidas” o sexualmente explícitas. El sexting comienza simplemente por una irresponsabilidad de la víctima, en este caso de un menor que envía una imagen a otro menor. Lo que si es considerado un delito es el descubrimiento y revelación de secretos, y eso es lo que se le imputaría a ese menor receptor en el momento que difunda la foto que ha recibido, o conseguido por otras vías, indistintamente del medio de difusión que utilice, a través de mensajes de teléfono móvil, redes sociales, correo electrónico, et.
Sextorsión: Ciberacoso de carácter sexual, que se lleva a cabo mediante la combinación de campañas de chantaje y acoso originadas a partir de la utilización de imágenes eróticas o pornográficas en las que aparece la víctima acosada. Por lo tanto hablamos de un abuso sexual virtual.
No debemos confundir, en este tipo de prácticas delictivas, el chantaje con la extorsión, ya que esta última actividad es utilizada unicamente para chantajes de carácter económico. Si bien en alguna ocasión, la finalidad de una Sextorsión pudiera ser realmente un chantaje económico hacia la víctima. Como cualquier tipo de acoso la Sextorsión puede realizarse de forma puntual o continuada y puede ser realizada por cualquier persona conocida o desconocida por la víctima, incluso algunos casos, es llevada a cabo por las propias parejas tras una ruptura sentimental.
Y es que las imágenes, por su naturaleza digital, son sencillas de guardar, replicar y distribuir. Son, fuera del control propio, indestructibles y, en el entorno de Internet, ilocalizables.
Sexting: La práctica, en la que se comparten voluntariamente imágenes de carácter erótico o pornográfico de uno mismo.
Web apaleador : Web creada para realizar ‘ciberacoso’ sobre la víctima, metiéndose con él/ella de manera pública y ridiculizándolo/la. De esta forma se anima a los testigos a que hostiguen a la víctima.

Grooming: Acoso de pedófilos a menores.