Sin resentimientos y leales

venezuela.png Texto dedicado para los venezolanos 

  • Yo nací en un país que se llamaba República de Venezuela. Donde los catiritos, trigueñitos, morenitos y negritos éramos todos iguales.
  • Donde jugábamos tranquilos y no sabíamos distinguir quién era rico o pobre, porque lo uno ni lo otro era pecado y los vecinos se querían y respetaban.
  • Donde en el colegio éramos solo niños, que respetábamos los símbolos patrioticos y no nos preguntábamos que porque eran así, porque siempre fueron los mismos.
  • Donde cada 5 años mis papas iban a votar y regresaban orgullosos con sus meñiques manchados de morado, y esperaban con intriga los resultados. Donde había respeto a las inclinaciones políticas. Las caravanas políticas eran divertidísimas y no había violencia y era un deber.
  • Donde los noticieros daban noticias, y los reporteros no tenían guardaespaldas o tenían que fugarse del país, y el pecado más grande de un guardia nacional era martillar en una alcabala.
  • Donde el que estudiaba y era inteligente podía llegar a ser presidente de Maraven, Lagoven, PDVSA.
  • Donde la honradez era una virtud, no una manera de ser pobre.
  • Donde el Himno Nacional no nos hacia llorar.
  • Donde el número de la cédula era para identificarnos.
  • Donde el sable del Libertador era soberano.
  • Donde no escuchamos las palabras: Oficialismo, Oposición, Meritocracia, Imperialismo, Escuálidos. Resulta que ahora, hasta tenemos un nuevo vocabulario.
  • Donde no teniamos miedo al hablar por teléfono.
  • Donde los niños nunca supimos lo que era gas lacrimógeno.
  • Donde los presidentes, buenos, malos o peores eran personas inteligentes y por lo menos sabían expresarse.
  • Donde éramos conocidos por petróleo, buen béisbol, mujeres preciosas y bellezas naturales, no por las metidas de pata del presidente o las reyertas.
  • Donde el curita de la iglesia era tu guía y nadie se metía con él.
  • Donde las cadenas duraban, a lo sumo, una hora.
  • Donde vivíamos toda nuestra vida y el que se iba al exterior, era para estudiar.
  • Donde la mujer no se tocaba ni con el pétalo de una rosa.
  • Donde en todos los grupos de amigos había uno que imitaba buenisimo al presidente, y no temía por su vida.
  • Donde tener valor era algo así como pedirle aumento al jefe.
  • Donde la libertad era solo lo que un adolescente le pedía a sus padres. Donde vestirse de rojo era lo mismo que vestirse de azul, rosado o negro.
  • Donde los venezolanos éramos todos venezolanos y no había resentimientos, donde la gente era noble.

Y entonces? ¿Qué carrizo fue lo que paso???
En qué momento dejamos que los sentimientos más bajos entraran en nuestros corazones???
No queremos los gobiernos pasados, pero si queremos volver a aquella hermosa y respetada:
“República De Venezuela”

Por un futuro mejor y libre expresión!

 bandera-de-vnzla.gifvzlake0.gif

Apoyo incondicional de una venezolana desde acá España a la causa de los estudiantes universitaria de la ciudad de Caracas, en contra de la no renovación de la concesión a RCTV (Radio Caracas Televisión) , hay que mantener la fe, las calles y la seguridad de que el Sol, saldra para todos… Porque los jóvenes somos quienes tenemos en nuestras manos los procesos de cambio, la historia ha demostrado que siempre somos los jóvenes que con nuestra ansia natural de comernos el mundo generamos los grandes cambios en la humanidad.
Negarnos el derecho que tenemos los ciudadanos a manifestar en contra de las decisiones que consideramos erradas y que considere necesario salir a la calle pacíficamente y que nadie pueda acusarles de obstaculizar la vía pública, Alteración del Orden Público, y Agresión a la Autoridad con Objetos Contundentes, ante esta situación que se vive en el país es que las protestas, no importa de que bando provengan si se realizan de manera pacífica. Frustración ante las imágenes que han dado la vuelta al mundo en la manifestación, de jóvenes cantando el himno nacional y arrodillados en la calle, decisión que enfureció a los funcionarios de la Guardia Nacional, quienes arremetieron con bombas lacrimógenas y perdigones.
Me uno desde mi corazón a las madres de los muchachos detenidos en San Antonio de los Altos, y la protesta civilizada en la noche de ayer  por boulevard de las minas, vestidas de blanco simbolizando la paz encendiendo velas de apoyo  a sus hijos detenidos.. Rezaré por ellos.
Y por la audencia justa de algunos muchachos en las que resultaron libres, les otorgaron la libertad bajo régimen de presentación cada  30 días  en la sede judicial. Felicidades Fernando y Jorge!