Clavo que saca otro clavo

Ayer me hablaban de la teoría del “clavo que saca otro clavo”; que se podía decir -estoy tan vulnerable-, es la excusa perfecta para decir que caes con alguien más, porque no sé qué hacer conmigo misma. Realmente, dando unos besos, tocando una piel nueva, diciendo de forma diferente un “te quiero” o cambiando la voz para un “te amo”; que cabe aclarar que sí usas esa teoría, sólo es por despecho; ´¿vas a olvidar, o la otra persona se dará cuenta de lo que perdió?. O acaso es mejor, cuando pregunten ¿cómo estás? -Ya estoy mejor-, como sí terminar con alguien fuera una enfermedad.
Recientes estudios practicados a parejas en la que uno de los dos elige seguir lo de que un clavo saca a otro clavo, y que dieron su versión real de los acontecimientos y finales resultados corrobora el hecho de que al final de cuentas no se consigue el objetivo tan ansiado; es decir la persona continúa ligada sentimentalmente a su anterior pareja. Muchas de las parejas respondió que la teoría no funciona, ya que aunque se inició una nueva pareja, los sentimientos no se quitan y se ponen como una prenda de vestir.
No, no es fácil, ni bonito, ni se supera pronto (cuando es amor real, porque cuando no, al día siguiente están como nuevas); pero sí estás buscando a alguien más para que te quite lo deprimida, o te quite las ganas, o peor aún “la soledad”, no vas a cerrar tu círculo vicioso, porque nadie tiene la responsabilidad de hacer lo que tú debes “sanar” en tu vida. Sólo tú, vas a tener tu tiempo de re-encontrarte y ahora sí, empezar con alguien más. Pero no se empieza algo, por recordar los errores de antes.

Lo malo es, que aún saliendo con sentido de libertad, somos como el niño que acaba de aprender a andar, y aunque la herida se cierra, en más de una ocasión nos viene el recuerdo, y cerramos los puños con rabia y sentimos una cosa en el estómago, por que se supera, pero no se olvida.
Moraleja: aprende de los errores y en vez de un clavo, busca una tachuela, se clavan en la madera hasta que mueren oxidadas por el paso de los años, y aun así es difícil sacarlas.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: