Resfriados que no se curan.

La duración normal de un resfriado común es entre una y dos semanas aprox. Cuando se prolonga durante más tiempo, es posible que se trate de otro tipo de trastorno.

Tos, mucosidad, estornudos, malestar.. se trata de síntomas muy habituales y que no dan lugar a dudas.

Alergias y resfriados tienen síntomas muy similares (estornudos, dolor de cabeza, dolor de garganta, goteo nasal..), por lo que resulta muy fácil confundirlos.

Una de las pistas principales es su duración, ya que los síntomas alérgicos suelen tener una duración variable, desde unas horas a varias semanas o meses, dependiendo del tiempo en el que está en contacto con el alérgeno (sustancia que provoca la alergia). Otra diferencia importante es que los síntomas de la alergia aparecen de forma súbita, mientras que los del resfriado se presentan progresivamente.

Ante la sospecha, es conveniente acudir al médico alergólogo, para realizar las pruebas pertinentes, confirmar el diagnóstico y establecer un tratamiento personalizado. La primera medida a evitar, siempre que sea posible, el contacto con el alérgeno (polen, ácaros del polvo, epitelio de los animales, etc.).

En cuanto a los fármacos, puede ser útil administrar un espray nasal a base de cortisona con acción antiinflamatoria para controlar la rinitis y, si es necesario, un antihistamínico por vía oral.

Otra de las razones por las que un resfriado se puede alargar más de lo habitual es que se complique por la intervención de un agente que no sea el virus del resfriado sino otro microorganismo. En este caso, el proceso no remitirá de forma espontánea sino que requerirá un tratamiento específico.

Sinusitis: Se trata de la inflamación de la mucosa que recubre los senos paranasales (las cavidades de unos huesos situados alrededor de la nariz, bajo los ojos) debido a una infección provocada generalmente por virus, bacterias u hongos o bien por una rinitis alérgica.

  • Se produce una secreción nasal muy espesa con un tono amarillento o verdoso, debido a la presencia de microorganismos. También suele sufrirse un dolor de cabeza localizado en la frente y en las mejillas muy intenso y persistentes y, en ocasiones, fiebre.
  • La primera opción es la administración de antibióticos para atajar la infección. Durante el tiempo que dura el tratamiento, se pueden administrar fármacos para mejorar los síntomas y combatir la obstrucción, como descongestivos orales y corticosteroides tópicos. Si el origen es una rinitis alérgica, será conveniente administrar antihistamínicos. En el caso de que la rinitis no responda al tratamiento o se vuelve crónica, puede estar indicada la cirugía.

Bronquitis: Se trata de la inflamación del recubrimiento de los bronquios, el tejido que conecta la tráquea con los pulmones. Los agentes causantes suelen ser virus o bacterias. Es habitual que la infección tenga lugar después de un resfriado mal curado.

  • El síntoma más frecuente es la tos persistente con flema (mucosidad espesa de color blanco, amarillo o verdoso). Otros síntomas muy representativos de esta dolencia son la dificultad al respirar, la sensación de oresión en el pecho y las sibilancias (pitidos al respirar).
  • La mayoría de bronquitis son viricas, por lo que, en primera instancia, no suelen administrarse antibióticos ya que estos fármacos tan sólo combaten lasbacterias, no los virus. En su lugar, suelen precribirse fármacos broncodilatadores para ayudar a relajar y abrir los bronquios y reducir lamucosidad.

Reagudización de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
: Se trata de una dolencia en la que se suelen  aunar dos trastornos distintos: la bronquitis crónica y la efisema. si no se detecta y trata a tiempo, puede provocar la destrucción progresiva de los pulmones. En la gran mayoría de los casos, el principal agente  causante de la enfermedad es el tabaco.

  • Los síntomas en un primer estadio, son muy similares a los de la bronquitis: tos con o sin flema, sensación de fatiga, dificultad respiratoria y sibilancias. A medida que va avanzando, estas molestias se hacencada vez más graves e incapacitantes.
  • Aunque no tiene cura, con un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado se pueden mejorar los síntomas y frenar su evolución. Además de dejar de fumar, se suele tomar fármacos como broncodilatores y esteroides inhalados para reducir la inflamación de los pulmones.

En ocasiones, lo que a nosotros nos puede parecer un resfriado más largo de lo normal es,en realidad, una sucesión de varios procesos catarrales que se acumulan unos tras otros. Cuando esto ocurre, es posible que nuestro sistema inmunológico no funcione como debería.

Es imprescindible revisar nuestra dieta, aumentando el consumo de alimentos ricos en vitaminas y minerales (frutas, verduras, cereales..) y reduciendo el de grasas saturadas (carne, embutido, bollería, lácteos enteros..). También es importante practicar ejercicio con regularidad (mejor si es al aire libre) y rebajar el nivel de estrés de nuestra vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: