I Love…

Todos somos perfectamente racionales y cuerdos, hasta que el amor entra en juego. Cuando hay un par de ojos que te dejan sin aliento, cuando hay sonrisas que parecen más brillantes que otras, cuando todo se vuelve impensable y completamente loco. Ya está, te has enamorado. Dile adiós a la lógica y bienvenida al mundo en el que manda la improvisación, lo lógico es absurdo y los impulsos dan menos dolores de cabeza para tomar decisiones.
Y puedes intentar encontrarle el truco, dónde esta la lógica del asunto, pero no la encontrarás. Que yo también la he buscado, que sé eso de aferrarte a “Qué va, si no me gusta” para no caer en eso de depender de alguien, pero lo cierto es que no puedes evitarlo, que no hay nada de racional en el asunto, que es sólo pura magía y sonrisas que chocan causando escalofríos, que la convicción de que hoy vas a poder controlarte cuando te mire se te escapa de las manos en cuanto lo ves sonriendote mientras se acerca.
Y aún así, lo cierto, es que lo ilógico me gusta “por muy ilógico que suene”.  Siempre es lo mismo, nada es igual, que te quiero.. que te amo..  que no lo puedo evitar, porque quiera o no quiera de mi cabeza no te vas y por mas que yo lo intento jamás te podre olvidar. Fuiste muy importante en mi vida y al final te dejé escapar, como una tonta me siento ahora porque no te podré conquistar. Intenté olvidar pero es imposible olvidar todos aquellos momento que junto a ti los pasé genial. Nunca es nunca. Siempre es siempre. Nunca te dejaré de amar porque siempre te tendré en mi mente.

Te quiero. Pero no de esa manera que muestran en las películas, ni de esa manera que se suele leer en los libros. Te quiero a mi manera. De una manera especial. Una manera que consigue hacer nadar a las mariposas por mi estómago. De esa manera que tan solo yo sé. Porque puede que el mundo esté en contra de que todo esto pase. Puede que la gente quiera fastidiarnos, pero ¿sabes? me da igual.
Porque eres tú quién me saca una sonrisa en el momento adecuado. Eres tú quién consigue saber justo el momento en el que estoy mal. Porque eres tú, esa persona que ha conseguido poner mi mundo patas arriba. Porque te quiero, aunque creo que eso es decir poco. Para mi eres algo mas que una persona en este gran mundo. Para mi eres alguien especial, alguien a quién no puedo desechar de mi vida por mucho que lo intento. Porque el día que te conocí, después de ese día, no sabia vivir sin tu presencia, sin tener ningún mensaje privado tuyo, sin que te visitara el perfil, sin tener ningún sms o perdida. Porque te convertiste en mi obsesión, en la razón por la cual seguir viva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: