Adaptación..

Como una goma elástica, una pelota de espuma o un junco en la orilla de un río, así deberíamos ser para adaptarnos mejor a cualquier imprevisto y disfrutar más de la vida, porque no sobreviven lo más fuertes o inteligentes, sino los más flexibles.

Más que la fortaleza física o que la inteligencia, lo que nos permite salir adelante es la capacidad para adaptarse a los cambios, ya sea una crisis económica o un día de lluvia. Intentar desarrollar esta cualidad de adaptación es muy importante porque, si bien es cierto que no podemos cambiar la dirección del viento o del agua, sí podemos aprender a aprovechar su fuerza. Y si no, que le pregunten a los navegantes que surcan el mar a toda vela.

La naturaleza brinda muchos ejemplos, como el camello, símbolo de extrema adaptación al medio, aguanta sin probar agua durante largos períodos de tiempo con la misma facilidad con la que bebe 135 litros de agua en 13 minutos.

Confía en ti para vencer la adversidad, no es la excepción, sino la regla. Las personas que se adaptan a los cambios y saben que pueden influir en el resultado de las cosas que les suceden no se paralizan ante un cambio de rumbo inesperado -aprender una nueva tarea en el trabajo, un cambio de residencia, etc.

Aceptan, con más o menos resignación, las nuevas reglas del juego y tratan de jugar su mejor partida. No es posible ser feliz si no se es flexible. Lo más liberador que existe en esta vida es romper con los propios esquemas. De repente el mundo se vuelve más ancho.
A menudo pensamos que la rigidez de nuestros pensamientos nos convierte en personas firmes o íntegras, que no se doblegan ante nada o nadie, pero lo único que indica es un alto grado de inflexibilidad. Reactualizar nuestra forma de pensar no sólo abre muchas puertas sino que nos conecta mejor con las personas que nos rodean.
Sé realista y acepta las cosas tal y como son y no tal y como creemos que deberían ser. Adaptate a cualquier cambio que pueda pasar. Quien piensa que el mundo debe corresponderle como se merece suele sentirse resentido cuando la fortuna le resulta adversa, ofreciendo una mayor resistencia al cambio.

Las personas inflexibles ven las novedades y los cambios con miedo en lugar de considerarlas como oportunidades para aprender.
Atrévete a romper tus propios moldes. Una idea fija siempre parece ser una buena idea, no por ser grande, sino porque llena todo un cerebro. Si siempre tropiezas en la misma piedra o tu forma de ver la vida te aleja de tu entorno, a qué esperas para cambiar tus esquemas mentales.

Una respuesta

  1. Excelente !!! Gracias Cestera !!!! Me hizo mucho bien esta nota.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: