Querido yo del futuro:

 Te escribo estas líneas para que sepas lo que algún día fuiste. No eras gran cosa, nadie importante. No luchabas por lo que querías, ni si quiera lo intentabas. Dejabas de lado todo aquello que te asustaba, fuese bueno o fuese malo. Odiabas las injusticias pero, permíteme que te diga, que eras la primera persona injusta consigo misma. Aquellas personas que posiblemente te abrieran las puertas de la felicidad las echabas de tu vida sin más, sin causarte el más mínimo dolor. Y esas personas que, pequeña ilusa, te iban a llevar por un camino rocoso, lleno de baches y malas lenguas, las recibías con los brazos abiertos, aún sabiendo que tarde o temprano te iban a abandonar. Y llegó un momento, en el que no sentiste nada. Estabas vacía por dentro. Tan solo una efímera sensación de nostalgia se apoderaba de tus sentidos, y lo único que se me ocurrió fue escribirte y demostrar con ello lo que ahora eres y por qué lo eres. Espero que, querida Yo, ahora sepas apreciar los pequeños detalles que antes ignorabas, y que sepas llevar tu vida de una forma especial y llena de gratificantes sorpresas fruto de tu esfuerzo.
Con cariño, yo misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: