Conseguir el éxito personal

La conquista de uno mismo es la más difícil de todas las batallas, descubrir nuestro potencial y utilizarlo con destreza es el secreto del éxito, pero vale la pena porque esa victoria personal aprenderás a valorarte y a saber lo que de verdad te importa en la vida. Y tan importante como saber sacarnos el máximo partido es dirigir nuestras energías en la dirección correcta. Ese éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene.
Miren al su alrededor: quienes han conseguido el éxito en su esfera personal no solo tienen confianza en sí mismas, sino que inspiran confianza; no solo saben escuchar a los demás, sino que siempre encuentran la palabra más adecuada y, por si no bastara, alcanzan sus aspiraciones no solo porque ponen toda su energía, voluntad e inteligencia en ello.
El éxito personal depende más de nuestras aptitudes que de nuestro aspecto físico o de nuestra cuenta corriente. “Ni el dinero, ni la estatura dan carisma. El liderazgo parte siempre de una idea que fascina al resto” (Eduardo Punset). Las personas con gancho saben dar lo mejor de sí mismas y son capaces de despertar el interés de los demás en un primer encuentro, una conversación, etc.
Ante cualquier desafío, confía en tus capacidades, quienes encaran la vida sin miedos saben acallar las voces internas que intentan -boicotear- sus esfuerzos. No pienses en lo que te falta -siempre hay algo que mejorar-, céntrate en lo que quieres atraer. Amplia tus horizontes, por muy pequeña que sea la ventana, el cielo sigue siendo igual de grande. Las personas que se atreven a ver el mundo sin marcos encuentran muchas más sorpresas agradables en la vida.
Aprende algo nuevo cada día. El que no sienta ansias de ser más, llegará a no ser nada. Marquen metas alcanzables y luchar por ellas nos ayudará a crecer como personas y a tener razón por la que levantarse cada mañana. Superarnos día tras día es la más sana de todas las ambiciones.
Valora lo básico y aprecia lo esencial en la vida -la salud, el amor, la amistad, etc.- y sustituye las necesidades materiales por motivaciones íntimas. Averigua qué te hace feliz, te ayudará a desarollarte como persona.
El don de la oportunidad, no digas lo que piensas, pero piensa lo que dices. Para estar en equilibrio con nuestro interior y conectar con los demás, debemos alejarnos de las quejas, las críticas y los juicios de valor, ya que no nos llevan a ninguna parte.

2 comentarios

  1. Muy acertadas las reflexiones.Doy gracias a Dios por haber encontrado este sitio y a Cestera por su claridad de pensamiento
    y la fluidez con que redacta y transmite sus conocimientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: