¿El amor lo justifica todo?

Es duro aceptar que no nos quieren con todas las ganas. Y no me refiero solamente al placer que produce el sentirse amado, sino a la autoestima implicada, al rechazo con excusas absurdas, pretextos o abandono de un ser querido, por ejemplo, una madre. Debería dejar de amar por  sus hijas? ¿Es una cuestión de sentimiento y responsabilidad? ¿Egoísmo? ¿Es posible no juzgarla? Se fué para ser feliz, porque claramente no lo era, pero ¿abandonar a sus hijos?  ¿El fin justifica todo? Más bien creo que la pregunta correcta es ¿Ser feliz justifica todo? El principio es concluyente: si verdaderamente te amaran hasta las últimas consecuencias, estarían siempre contigo.
El amor no puede atentar contra tus principios o derechos como persona, impedirte autorrealizarte o rebajar tu sentido de valía. Si amar implica aniquilar la propia autoestima es mejor la soledad. Si hay dudas, el afecto está enfermo. Sanarlo implica correr el riesgo de que se acabe; dejarlo como está es hacer que el virus se propague. La persona apegada siempre prefiere la segunda opción. Las personas apegadas tienden a reducir los defectos de su pareja al mínimo, para hacer más llevadera la relación y disminuir los riesgos de ruptura.
La comparación cínica confirmatoria consiste en dar a la excepción el estatus de regla. Estas personas no ven el árbol por ver el bosque. Como si la estadística, por pura comparación, tuviera la extraña virtud de embellecer lo feo y sanar lo malo.
Enculcar en el pasado afectivo de una relación perniciosa, sin ensañarse con el otro y dejando a un lado el resentimiento, puede resultar benéfico y saludable para los que ya están cansados de sufrir. No se trata de maquinar venganza o tomar desquite, sino de ver hasta qué punto se justifica invertirle energía positiva a un amor en decadencia.
Amar es pedir perdón y comerte tu orgullo, dar tu brazo a torcer, que se te rebladezca el corazón cuando ves que tu pareja rompe a llorar, abrazar a una persona y consolarla sin fin.
“lo que mas dolor da es lo … que hemos sido por sentir algo por alguien que solo siente algo por si mismo”

Dios perdone a esos padres que se olvidan de sus hijos porque en su vejez tendran su castigo, simplemente la vida es un boomerang

Anuncios

2 comentarios

  1. Crudo y realista reflexión del dia a dia de muchas personas. Hace poco leí un libro sobre autoaprendizaje…El autor es Jorge Bucay. Habla sobre la autodependencia y ciertamente lo que tu dices Cestera, no depender de otros para que la relación sea mas sana y que tu pareja se involucre…esa es la via mas sana para que una relación funcione.

    Respecto a los hijos…un dia dije, Te Amo mucho Hija pero por mas que he puesto todo de mi parte para que tu mami y yo sigamos juntos y tu crezcas feliz…..me fue imposible. Siempre me tendras y aunque en la distancia te añore, te extrañe……Siempre eres y serás una parte de mi.

    Gracias por esas reflexiones y ojala muchas personas tuvieran el don o la dicha de aprender que amar es confiar y dar libertad y saber que aunque no sean reciproco contigo en la forma de amar, de sentir de ……..no significa que no te amen.

    Un saludos un beso linda.
    Tu Amigo y Paisano
    DarKNeSk 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: