Síndrome de Ulises -Cuadro del extrajero abatido-

El Síndrome de Ulises es una patología poco conocida por la gente con calefacción central y tarjeta de crédito y debido a las desigualdades del mundo en que vivimos. No se trata de una enfermedad somática o un episodio de ansiedad al regreso de un intenso crucero de placer por el Mediterráneo. El Síndrome, también llamado Cuadro del extrajero abatido, o síndrome del emigrante, es un padecimiento del alma para el que los galenos carecen de remedio conocido, sólo están afectados los casos más extremos, no todos los inmigrantes. El pánico pasado durante el viaje en patera, es común es los que llegan sientan pavor, poco tiempo después, al agua; o en los bajos de un camión, la soledad (Una vez que la persona llega a un país que no es el suyo se encuentra con un panorama más que desolador, al no poder traer a su familia), la desconfianza, sentimiento interno de fracaso (Piensan que tanto esfuerzo no les ha servido porque no pueden progresar en el mercado y no pueden conseguir trabajo), la desorientación y la lucha desesperada por la supervivencia son las manisfestaciones más perceptibles que fustigan la mente y el espirítu del inmigrante descorazonado, viven obsesionados con sus preocupaciones. Se trata de una sintomatología depresiva con características atípicas en la que los síntomas de tipo depresivo se entremezclan con síntomas de tipo ansioso, somatomorfo y disociativo. Estas preocupaciones excesivas tienen, a veces, en el caso de los inmigrantes un cariz próximo al de las imágenes y los pensamientos recurrentes e incontrolables que se observan en el Trastorno por Estrés Post-traumático: vivencias dolorosas y traumáticas del viaje migratorio (pateras, viajar escondido, etc), recuerdos traumáticos del país de origen sumido muchas veces en el caos, racismo, etc).
El viaje épico del héroe de la Odisea ha dado nombre a esta peligrosa perturbación psicológica que sufren quienes han soportado travesías turbulentas, llenas de hostilidades y riesgos vitales en su huída de la miseria y la tiranía de la cara amarga del mundo.
Psiquiatras y sociólogos han hecho sonar la alarma. El agujero de marginilidad al que este colectivo sin derechos está sentenciado hará que broten conductas asociales e infractoras. Es inevitable. El terror pasado en el viaje, el estrés crónico acumulado y múltiple, insomnio, la tensión, la tristeza, la confusión, irritabilidad, los pensamientos obsesivos y las paranoias son los síntomas psicopatológicos más notables del síndrome. Si además se le añade una probable explotación laboral y el miedo permamente a ser detenido y extraditado, el cóctel explosivo está servido. Además, se encuentran solos porque no tienen ninguna red de apoyo social, con lo que están muy asustados. “Piensan que nadie les va a ayudar y no tienen ninguna confianza en las instituciones porque no tienen papeles” y el inmigrante debe hacer frente a las consecuencias que tiene el traslado de un país a otro: cambios de idioma, de costumbres, de cultura, de paisaje, etc.
Para ubicarnos en la comprensión, quizás sea asumible que una persona intente huir de la desdicha y la opresión a través de cualquier medio a su alcance. El hambre no rinde pleitesía a las normas. Mientras tanto no dejen de lado a ese indefenso millón y medio de extrajeros “sin papeles”. Acaso la repatriación gradual, incentivada y comtemplando situaciones de verdadero desamparo, sería una de las posibles soluciones. Un inmigrante irregular no es un malhechor.
El Síndrome tampoco es una simple dificultad angustiosa posvacacional ante la incorporación al trabajo rutinario en la oficina, el problema es serio y patente; el remedio también.
Ab imis fundamentis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: