La realidad del extrajero

Tomar la decisión de irse a vivir a un país diferente de aquel en que has crecido y vivido cierto tiempo de tu vida es algo muy complicado, pero una vez asumido -quien lo consiga- y realizado el viaje el que se marcha tiene que enfrentarse a varias realidades distintas y muchas veces desoladoras. En su país de origen, el que se va adquiere la categoría de “emigrante”, palabra que, además de la acepción tradicional, suele llevar por desgracia implícitos otros significados. A veces es sinónimo de “traidor”, porque así suelen verlos algunos, que egoístamente lo catalogan como aquel que los abandonó a su suerte. Detrás de este calificativo suele esconderse la envidia de aquel que tuvo el coraje de hacer lo que ellos hubieran hecho de haber tenido valor suficiente.
En el país de destino, el “emigrante” pasa a ser nombrado “inmigrante”, “extranjero” que también es una palabra con significados múltiples y no siempre buenos. Así uno pasa a ser “el moro”, ” el sudaca”, “el rumano”, a veces a secas y a veces seguido de la coletilla “de mierda” o simplemente a ser personas estúpidas sin inteligencia.
Al inmigrante se lo suele mirar con  odio, miedo.. “Vienen a quitarnos el trabajo”, suelen decir los mismos vagos treintañeros que viven con sus papás y rechazan un trabajo en la construcción o barriendo las calles, porque ” se suda mucho” u otro de administrativo porque “me queda a diez kilómetros de casa y tengo que coger un autobús”. Ni hablar de curros como asistente sanitario, cuidador de ancianos y/o niños o limpiador de letrinas, en donde “hay que estar tocando mierda”.
Si el inmigrante alcanza ciertas cotas de éxito profesional, se le suele mirar con envidia, aunque realmente ese logro se haya debido a sus méritos personales y a su impecable cualificación profesional. Y suele oírse decir: “Qué sabrá el sudaca este, quién se ha creído que es, si en su país sería encargado de algún establo”
Ya se que muchos me dirían  que lo que escribo no es verdad, poniendo el grito en el cielo, que serán casos aislados.. Afirmar que se suele ser más racista con la pobreza y la escasez que con los propios extranjeros no es muy amable para algunos oídos, pero esa es la áspera realidad. Detrás de un xenófobo siempre hay un clasista solapado aunque esté  apuntado al paro. Sentirse superior simplemente por haber nacido en un país determinado es sin duda, un claro síntoma de insuficiencia y mediocridad. Y ya se sabe que sólo un mediocre está en su mejor momento. La excusa del mal pagador, por ejemplo, bautizado como “miedo al extranjero”, no es otra cosa que simple egoísmo aderezado con ribetes individualistas de discriminación e intolerancia. Sería conveniente recordar para aquellas memorias frágiles, que más de un millón y medio de españoles se encuentran emigrados todavía por el mundo.
El problema es la ignorancia, que hace que siempre encuentres algún mediocre dispuesto a amargarte el día.

Anuncios

2 comentarios

  1. Me gusta mucho esto que escribes, porque es la penosa realidad del mundo actual.

    Sin embargo ya sabes que hay gente dispuesta a pasar su vida con una personita tierna de otra nacionalidad, como yo 🙂

    ¡NO AL RACISMO!

    Te amo, mi bella ;@@@@@@@@@@@@@@@@

  2. Muy buena la página! Me está ayudando mucho.
    A mi me ayuda pintar mandalas y escuchar música como “La memoria del agua”
    Soy madre de una hija bipolar.He sufrido y sufro mucho.Las contradicciones,el malhumor,cambios de proyectos,etc.etc.
    Me echó varias veces de su casa.Me ha dicho cosas muy hirientes,me ha mentido incansablemente,es alcohólica además.
    Estoy aprendiendo a convivir con esta cruz,aceptando esta realidad,que es lo que hay.Trato de no perder el equuilibrio y la calma.
    Los lemas de Alanon me ayudan:Sólo por hoy,Un día a la vez,
    Hazlo con calma,Que empiece por mi.Pongo en manos de Dios
    A mi hija y a la situación.
    Fuerza a todos los que están en una situacuión análoga.
    Marta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: