Acabar con la paciencia de un informático

Métodos para acabar con la paciencia de un informático

Manual escrito destinado a empresarios, jefes de proyecto, jefes técnicos. Si se combinas bien estás técnicas, no habrá profesional que no pida tu cabeza como trofeo. Si le cuesta cogerle el truco, pregunte a su alrededor, siempre hay expertos en la materia. Practicando en su abudante tiempo libre estos cinco métodos, podrás perfeccionar estas técnicas. Además, verás rápidamente cómo aumentan tus enemigos y tus posibilidades de que le detesten.

  1. Reduce los plazos de entrega. Esta técnica se basa en el principio Aumenta su trabajo, reduce su tiempo libre. Es importante comunicar los cambios de plazo en persona y con una frase bien escogida. Acá van algunas recomendaciones: utiliza un tono amistoso/burlesco; recalca que va a trabajar más y a tener menos tiempo libre, un ejemplo:-Empresario: “Fernández, empieza el proyecto X que debemos entregar a finales del año próximo. Quiero que lo acabes este mes, así tengo un año para testarlo todo, que trabajando dos horas al día no me da tiempo.
  2. Cambia los prototipos constantemente. Esta técnica es un poco más complicada. Requiere imaginación para dar nuevos prototipos al programador, justo cuando acaba de aplicar los cambios de los prototipos anteriores. Como probablemente carecerás de imaginación, vas a necesitar la ayuda de un prototipador, experto en usabilidad.. (existen mucho profesionales especializados en tocar las narices a los desarrolladores). Si no dispones de recursos económicos para contratar un profesional, puedes esforzarre para crear dos prototipos completamente diferentes e ir cambiando de uno al otro.
  3. Apodérate de sus ideas. Si tu programador tiene una buena idea, dile que no vale para nada y espera a estar junto con él y tu jefe para explicar a este último tu nueva idea. Puedes apuntar la idea en tu agenda por si tu jefe tarda más de diez minutos en aparecer.
  4. Dile como hacer su trabajo. Este método requiere un poco de documentación previa. Utiliza Google para encontrar información sobre programación. Si el buscador se te resiste, pregunta a otros programadores. Apréndete cuatro o cinco frases y repítelas al programador cuando las cosas no funcionen (aunque ayuda, no hace falta que tenga nada que ver con lo que está pasando).

-Empresario:”Cómo va el proyecto X”
-Programador: “Tengo problemas de lentitud con el Postgre”
-Empresario: Migra las bases de datos a Access a ver qué pasa..”

  • Infravalora su trabajo: Usa el adjetivo “fácil” al hablar con él. Otras expresiones como “cambio tonto” o “pequeño cambio de prototipo” también ayudan a infravalorar su trabajo y a aumentar su cabreo hacia ti.

-Empresario: “Mírate este cambio tonto”
-Programador: “Pero.. ¡si esto son dos o tres semanas de trabajo!
-Empresario: ¿Qué dices? Si es una tonteria. Lo hago hasta yo en dos días”.

Anuncios

Una respuesta

  1. Jajaja! Creo que los dos últimos puntos son lo mejor que he leído el día de hoy. Posiblemente, porque entiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: