En situaciones de crisis, échale ingenio

perro-y-pantera1.jpg

Érase una vez un ejecutivo muy estresado que decide darse un respiro, en pleno agosto, para disfrutar de unas merecidas vacaciones e irse de cacería a un país de África, acompañado de su perrito. Y por qué ir con su mascota? Con el fin de no sentirse tan solo en aquel remoto lugar.

Un día, ya en pleno desarrollo de la expedición, el pequeño
perrito, se pone a corrotear persiguiendo a unas mariposas. Tan entusiasmado está el animalito que, sin darse cuenta,
se aleja y se extravía. El perrito empieza a vagar, desconcertado y solo por la frondosa selva.
A lo lejos comprueba que viene una pantera a toda carrera. Le queda tan claro que la fiera lo va devorar, que piensa rápido qué puede hacer. Tras ver frente a él un monton de huesos de animal muerto, empieza a mordisquearlos. Entonces, cuando la pantera está a punto de atacarlo, el perrito dice relamiendose – Ah, qué rica pantera me acabo de comer! – La pantera que lo escucha, frena en seco, gira y sale despavorida al tiempo que va pensando – Quién sabe qué animal será ese! Me voy, no me vaya a comer a mí también! –
Un mono que andaba subido en un árbol cercano y que había visto y oído la escena, sale corriendo tras la pantera para
contarle cómo le ha engañado el perrito – Cómo serás de estúpida, esos huesos ya estaban ahí; Ademas es un simple perro- El perrito alcanza a darse cuenta de la faena que le acaba de hacer el mono. La pantera, mientras tanto le dice enfurecida al mono – Sube a mi espalda y vamos dónde está ese perro! A ver ahora quién se como a quién! – Y uno sobre el otro salen corriendo. El perrito ve venir nuevamente a la pantera, con el mono sobre su lomo. – Y ahora que hago?, piensa asustado el perrito- Finalmente, da con la solución: en vez de salir corriendo, se quedará tranquilamente sentado dándoles la espalda, como si no los hubiera visto.
De pronto, en cuanto la pantera está a punto de atacarle, el perrito dice – Este simio mal nacido! Ya hace media hora que le ordené traerme otra pantera y todavía no ha vuelto! Me muero de hambre! –

Reflexiones : En momentos difíciles, imprevisibles.. en situaciones sorprendentes en las que a nadie le gustaría verse envuelto, lo más útil no es el conocimiento. Es mejor tener ingenio, agudeza y mucha rápidez mental. En cuestiones físicas, más vale maña que fuerza. Y en asuntos intelectuales, es mejor ser un perrito imaginativo que ser una pantera estúpida. Eso sí, jamás ser tan deleznable, mala gente, como el mono de esta historia.

Imaginación al poder !!!!!!!!!!!!

Anuncios

3 comentarios

  1. Lo que si es cierto siempre es que ser ingenioso y despierto ayuda en cualquier situación (pero permitiremos que el perrito se siga merendando panteras)

  2. Una historia muy buena, muy buen blog me quede enganchado…

  3. ME ENCANTO DE VERDAD ESTA REFLEXION SOY MUY SENSIBLE Y AHORA ME HACER RECAPACITAR Y MI VIDA DA UN EXTRA CUANDO YA LO DISTE TODO DA UN EXTRA Y ESO TE HARA DEJAR HUELLA EN CUALQUIER SITUACION SUERTE……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: