Escrituras y personalidad

img_grafologia3.jpgLos analistas afirman que se trata de una ciencia y una técnica; son psicólogos. En realidad, la grafología forense, que se utiliza entre otras cosas para detectar falsificaciones y establecer la autenticidad de los manuscritos, se reconoce como una legítima ciencia. Los grafólogos afirman que el carácter se revela en la escritura, más de 300 características de la personalidad, entre las que destacan la sociabilidad o la introversión, el egocentrismo, la imaginación, la ambición y el entusiasmo.

Los grafólogos atribuyen esta diversidad a la unicidad de cada cerebro humano, adaptamos, embellecemos o eliminamos hasta que emerge un estilo tan distintivo y específico como una huella dactilar. La mente escribe, la mano sólo es la herramienta. Por tanto la escritura en particular es comparable a un diario personal psicológico. En primer lugar, observan las características generales, como la inclinación de las letras, la altura y profundidad, el desnivel de la línea y el espacio entre palabras:

  • Un escrito hacia la derecha denota una persona a la que le atrae el prójimo, le agrada y necesita contacto humano. Cuanto mayor es la inclinación, más evidente la necesidad de aprobación.Un aspecto negativo es que puede ser demasiado emocional, sobre todo sometido a una situación de estrés.
  • Una letra que se ladea hacia la izquierda revela a un solitario, introvertida que controla en exceso sus emociones. Inclinación errática, que tanto se decanta a un lado como hacia el otro, implica versatibilidad, pero al mismo tiempo un humor cambiante e inestibilidad.Si la curva superior de : F, H, K y L muestran una altura desmesurada, posiblemente sea idealista, propenso al ensueño.
  • El espaciado entre palabras revela tendencias sociales y emocionales. Dejar poco espacio la necesidad de contacto social, que responda a una carencia de juicio a la hora de seleccionar las amistades. Por el contrario, uno amplio refleja reserva y precaución; se distancia de forma metafórica de sus semejantes. Un espaciado moderado denota un justo medio, una persona que es tan independiente como sociable.

La grafología tiene también en cuenta el tamaño de la escritura. Una muy grande responde a un ego expansivo; una mediana, habla de un individuo equilibrado, razonable, que se adapta con facilidad. Una letra pequeña revela una personalidad racionalista, tal vez un científico o intelectual, en tanto que una extremadamente reducida que tiende a aplastarse sugiere complejos de inferioridad, y una variable, refleja inestabilidad e hipersibilidad. Las mayúsculas son indicadoras del ego, una grande y de trazo fuerte refleja una necesidad de atención y de sentirse admirado, mientras que una pequeña sugiere una modestia excesiva y una carencia de autoestima.
A pesar de la amplitud de la grafología y la atención que presta al detalle, hay dos características básicas que esta técnica nunca acierta a precisar: la edad y el sexo. Parece ser que la madurez no corre siempre paralela a la edad, y la mayoría de la gente tiene rasgos de ambos géneros en su cuadro psicológico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: