Si el clima enferma, nosotros enfermamos con él

Si las olas de calor aumentan, el riesgo de enfermedades graves crecerá, sobre todo para las personas de edad avanzada, niños y los sectores más pobres de los territorios urbanos.

nubarron1.jpg
¿Se exagera en los malos augurios que tienen que ver con el cambio climático? Es posible, pero la evidencia científica anuncia oscuros nubarrones que no va a llover, precisamente, café en el campo..la temperatura puede subir entre cuatro y siete grados a lo largo de este siglo – suficiente como para que enfermedades tenidas siempre por tropicales, como la malaria, empiecen a ser un problema en pleno primer mundo.- Más alergias …y particularmente en lo concerniente a aquellas enfermedades de las que son portadores los mosquitos.
El hecho de que en EEUU exista un grado de cohesión social muy por debajo del umbral europeo, «según han puesto en evidencia algunos episodios como el huracán Katrina», llevará a un mayor peligro epidémico de malaria en el sur de aquel país que en las regiones mediterráneas.

(sistemas ecológicos, físicos y socioeconómicos de la biosfera)

Los efectos del cambio climático sobre la salud de las poblaciones, pueden ser tanto directos (como un peor rendimiento de los cultivos en respuesta a temperaturas o precipitaciones desacostumbradas) como indirectos (daños causados por una mayor frecuencia de las inundaciones costeras).

Los cambios estacionales en cuanto a olas de calor y frío extremas, las inundaciones y sequías más frecuentes, irán previsiblemente acompañados de modificaciones en cuanto a concentración de alergenos y contaminación atmosférica, que afectarán directamente a la salud de la población.

  • Una temperatura alta, por ejemplo, disminuye el metabolismo y puede propiciar la aparición de trastornos digestivos.
    • La temperatura baja, por contra, activa el metabolismo pero acarrea problemas respiratorios; se tiende a hacer menos ejercicio y a comer más, lo que trastorna muchas veces el peso corporal.
    • Se conoce que la lluvia empeora los problemas reumáticos y que la sequedad ambiental propicia un aumento de las infecciones.
    • En las regiones costeras, la presión atmosférica es más baja y la tensión sanguínea tiende también a disminuir.
    • La luz del sol combate las depresiones, la osteoporosis y el raquitismo.
    • De manera contraria, los días fríos, húmedos o nublados propician la aparición de trastornos nerviosos, suicidios, crisis epilépticas, insomnio y embolias.
    • La niebla, además, agudiza las bronquitis aunque mejora el asma.
    Anuncios

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: